Preferentes CEISS: Oferta de Canje

Preferentes CEISS: Oferta de Canje

Los preferentistas y tenedores de Deuda Subordinada de Caja Duero y Caja España vieron convertidos sus instrumentos híbridos de financiación (Preferentes y subordinadas) por Bonos Contingentes Convertibles (CoCos) hace ya unos meses.


Los afectados casi nunca comprendieron los mecanismos de liquidez y riesgos de aquellos productos que se utilizaron para refinanciar a la Banca, sobre todo a partir de 2009, y ahora se encuentran con unos nuevos títulos aún más complejos y arriesgados que aquellas preferentes que nunca quisieron.

La siguiente vuelta de tuerca es la que se pretende ahora con una segunda conversión de los títulos.

La primera conversión se realizó al amparo de la Ley 9/2012 y de los actos de gestión sobre híbridos que emanaron de ella, ahora se pretende un canje “voluntario” de los Cocos por NeCoCos y PCocos.

Se está escuchando que en las sucursales de esta entidad se apremia a los clientes tenedores de estos títulos para que acepten dicho canje, cuyo fin es evitar que los clientes planteen más demandas de nulidad de las suscripciones de estos títulos. Y para ello usan argumentos como, si no lo cambias perderás todo, o debes decidirlo en 48 horas. También comentan que si demandan es muy posible que les condenen a pagar las costas del juicio, cuando Caja España ha perdido ya 15 Juicios de nulidad, 3 de ellos en Valladolid.

El plazo real para decidir finaliza el 20 de Diciembre y acogerse al canje implica:

-Renunciar a las acciones legales que pudieran asistir al afectado.
-Recibir los nuevos títulos con perdidas de entre el 60% y el 90%.
-No obtener liquidez al menos hasta 2017 y sólo de la mitad del ya diezmado capital, pues los PCocos son perpetuos.

No es conveniente transmitir el mensaje de que todo aquel que ponga una demanda la va a ganar, pero lo cierto es que CEISS, Unicaja y el FROB saben que las ventas fueron apresuradas, indiscriminadas y en muchísimos casos irregulares, como saben que la documentación precontractual es muy deficiente a la hora de demostrar que los clientes fueron correctamente informados, incluso aunque esté firmada.

Por tanto nadie debiera tomar una decisión en base al asesoramiento que reciba en la propia entidad financiera, sino que debería tomarla en base a un asesoramiento independiente. Seguro que les merecerá la pena.

A simple vista se demande o no parece mejor quedarse con los Cocos actuales, que vencen en 2015, y a cambio de ellos deberán entregarse acciones o unos nuevos instrumentos financieros.

La mayoría de sentencias condenan a devolver el principal compensando intereses percibidos y legales a favor del cliente. Normalmente también imponen las costas del pleito a la entidad financiera en caso de dar la razón al cliente como suele suceder.






Añadir comentario

Tu email no se publicará. (*) Campos necesarios.

Por seguridad, resuelva la siguiente operación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.